Caida del cabello por estres

El trabajo, la rutina, las obligaciones, el enfrentar situaciones traumáticas… son algunos de los factores que caracterizan nuestra vida actual, convirtiéndola en un desafío diario para cada uno de nosotros. Una de las consecuencias más comunes de llevar este modo de vida es el estrés, que a veces puede traducirse en la caida del cabello por estres.

La inesperada pérdida de cabello suele producirse más en mujeres que en hombres y se debe tratar de forma adecuada, para impedir que se el problema se prolongue por mucho más tiempo.

Caida de cabello por estres

Por ello, si notamos una pérdida de pelo fuera de lo normal, lo más probable es que estemos atravesando situaciones de estrés u otros problemas físicos, y será aconsejable que acudamos al médico para dar con la causa específica y el tratamiento correcto.

¿Qué es el estrés?

El estrés es una respuesta psicosomática del organismo a ciertas situaciones repentinas, que nos puede generar un desequilibrio emocional, nervioso y hormonal.

El organismo, al verse afectado por el estrés, puede alterar algunas de sus funciones nerviosas, bajar las defensas y producir un desequilibrio en nuestras hormonas.

¿Cómo afecta a la caida del cabello por estres?

La deficiencia en el funcionamiento de las hormonas debido al estrés, provoca que los folículos pilosos de nuestro cabello entren en una etapa de descanso y produzcan la pérdida de pelo.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la situación es temporal y se soluciona con el tiempo. Tendremos que esperar unos seis meses hasta volver a notar el crecimiento del cabello.

En las personas que atraviesan un estrés crónico, el problema se puede prolongar, causando alopecia u otras complicaciones al organismo, por lo que acudir a un profesional será lo más indicado.

 ¿Cómo evitar la caida del cabello por estres?

Para evitar la caida del cabello por estres, lo mejor será tratar de aprender a controlar nuestros nervios y acudir con un profesional cuando sintamos que no podemos resolver ciertas situaciones problemáticas. Además, tendremos que llevar adelante una alimentación adecuada, realizar ejercicio físico y organizar nuestro tiempo y nuestros objetivos.

Por otro lado, también es aconsejable dedicar un tiempo a la relajación y meditación, realizarnos masajes corporales y practicar yoga.

Mantenernos sanos emocionalmente será fundamental para evitar la caída del cabello. Asimismo, será importante para tener una vida plena, sin ningún conflicto interno que nos produzca alteraciones psicosomáticas en el organismo.

Tratamiento para la caida del cabello por estres.

Antes de comenzar un tratamiento, es importante que tengamos determinado un diagnostico clínico.

Una vez que hayamos visitado a un profesional y conozcamos las causas de nuestra caída del cabello, podremos comenzar a realizar el tratamiento indicado por el médico.

A su vez, tendremos que evitar usar productos que dañan el cabello ni teñirnos el pelo con frecuencia. El consumir alimentos ricos en vitaminas o incorporar suplementos vitamínicos a nuestra dieta diaria, también será primordial para fortalecer el cabello. Si quieres conocer tratamientos naturales ingresa aqui.

Por último, aunque es difícil —o mejor dicho, imposible— abstraerse de nuestro ritmo de vida actual, el hecho de reducir las presiones puede traer como consecuencia un beneficio para la salud y, a la vez, evitar el problema de la calvicie.