Tratamientos para la caspa

Las causas de la caspa pueden ser muy distintas. En algunas ocasiones se puede deber al estrés, pero también puede ser causadas por enfermedades en la piel como la dermatitis seborreica (la misma causante del acné en la cara y en el pecho) o por la sobreactividad de las glándulas productoras de grasa. Es por esta razón que en este articulo hablaremos sobre tratamientos para la caspa.

Tener caspa no es una enfermedad grave, ya que no afecta de ninguna forma a la salud de la persona. Sin embargo, sí que puede resultar bastante molesto por motivos estéticos, ya que comúnmente se asocia la caspa con una baja higiene capilar. Por este motivo hoy os hemos querido mostrar algunos tratamientos para la caspa.

tratamientos para la caspa

Tratamientos para la caspa

Uno de los tratamientos para la caspa más antiguos que existen es la urea. Hoy en día, prácticamente todos los champús y lociones anticaspa llevan esta sustancia como principio activo, puesto que es muy eficaz. Pues bien, uno de los lugares donde se puede encontrar la urea es en la orina, razón por la cual uno de los primeros tratamientos para la caspa era guardar la primera orina del día y aplicarlo en el cabello por la noche, dejándolo actuar y enjuagándolo por la mañana. Por suerte, hoy en día contamos con lociones que contienen urea en su composición, por lo que no es necesario este desagradable remedio.

Los champús anticaspa suelen funcionar muy bien en la mayoría de los casos, aunque si no te gustan este tipo de productos o si no los puedes utilizar porque tienes alergia a alguno de sus componentes también puedes utilizar alguno de los siguientes como tratamiento para el cabello.

Aceite de eucalipto: uno de los remedios contra la caspa tradicionales más efectivos y sencillos. Sólo tienes que mezclar unas gotitas con tu champú habitual (no es necesario que sea anticaspa) y lavarlo como lo haces normalmente. Verás que poco a poco tu caspa irá desapareciendo.

Enjuague de romero: el romero actúa contra la bacteria causante de la caspa, por lo que se trata de un remedio para la caspa a largo plazo. Prepara una infusión agregando a una taza de agua hirviendo una cucharadita de romero machacado. Deja actuar durante 5-10 minutos, cuélalo y guárdalo en un botecito. Aplicar una vez al día, preferiblemente por las mañanas o antes de acostarse.

Loción de romero y tomillo: se trata de una infusión similar a la anterior pero más efectiva, ya que también incluye romero. Para fabricarla mezcla en un recipiente medio litro de agua hirviendo una cucharada de romero, déjalo actuar durante cinco minutos, espera a que se enfríe y añade otra cucharada de tomillo. Cuando se haya enfriado, colar y aplicar en el cabello seco, dejándolo actuar durante toda la noche.

Enjuague de bicarbonato de sodio: éste es un tratamiento para el cabello muy efectivo, aunque también puede contribuir a resecarlo. Sólo hay que añadir unas cucharaditas de bicarbonato de sodio a un recipiente con agua y utilizarlo para enjuagarse el pelo después del champú. Si ves que con este tratamiento tu pelo se reseca, puedes combinarlo con lo que te explicamos en esta entrada: tratamiento para el cabello seco.